viernes, 9 de septiembre de 2011

Si fuera marino sólo podría llamarme Capitán Nemo

La obra 20.000 Leguas de Viaje Submarino es una de mis preferidas y probablemente la única que ha tenido una película decente - viaje al centro de la tierra se salva - que recreara el mundo descrito por Verne, el carácter de sus personajes y el ritmo de la aventura.

Esta edición de 1983 en dos tomos del Club Internacional del Libro me la regalaron los compañeros de trabajo allá por el año 2003 (por tanto tengo al menos 8 años de Juliovernitis). La cubierta imita las ediciones clásicas de la obra aunque no contiene ilustraciones.